domingo, 10 de junio de 2018

Arqueología rolera I. ¿Por qué lo llaman amor cuando están hablando de sexo?


Escribí este artículo a mediados de los 90
Me gustaría pensar que las cosas han cambiado (y para mejor). Por lo menos parece que con los años los frikis roleros hemos aprendido a reproducirnos...

¿Por qué lo llaman amor cuando están hablando de sexo?

...Sabed señora, que hay tres clases de amores: virtuoso, provechoso y vicioso.
El primero es cuando algún gran señor (...) ama a una doncella, y para ella es de mucho honor (...) que entre en batalla por amor a ella (...).
El segundo es de tipo provechoso (...) cuando un gentilhombre ama a una doncella y con regalos la inclina a su voluntad.
El tercero es el vicioso, cuando la doncella ama al caballero para su deleite (...). Un amor como éste me parece a mí mucho mejor que los otros.

 Joanot Martorell (Tirant Lo Blanc)

¡Cuánta razón tenía la sabia Estefanía, criada de Carmesina, (compañera de aventuras y cama del célebre Tirante el Blanco)! En nuestras partidas, los roleros solemos reirnos del primero, y consideramos al segundo demasiado sórdido. Al parecer, tanto nosotros como los personajes que interpretamos tenemos la lección bien aprendida.

No obstante... (siempre hay un "no obstante"), ¿nunca os habéis parado a pensar cómo tratan el amor y el sexo los juegos de rol? Una rápida ojeada a varios manuales al azar nos demuestran claramente que para los diseñadores ambos términos son sinónimos. Los escasos reglamentos que hacen referencia a ello (y no citaremos nombres que queda feo) se limitan  a considerar a las mujeres como poca cosa más que coños con patas (con perdón por la expresión machista, grosera y zafia pero extremadamente gráfica), cuyo uso, abuso y disfrute puede reportar, además, algunos puntos de experiencia.

Volviendo a la parrafada de Estefanía, el segundo amor no se nombra (¡por Dios, que el proxenetismo es delito!) y el primero sigue siendo cosa de tontos. Y quizá tengan razón. A ningún jugador le sentaría bien que, por azares del DJ (Destino Jurado), las reglas y una tirada tonta de dados nuestro PJ se enamorara loca y perdidamente de la lagarterana con bigote de turno. Eso, debería ser decisión de cada jugador, a la hora de interpretar su PJ. Del mismo modo que, a lo largo de partidas y más partidas, puede nacer una amistad sincera entre dos PJ... ¿por qué no puede nacer el amor? (previo paso de la amistad, confianza, finalmente afinidad y ¡por qué no! incluso sexo). Y estoy hablando de amor verdadero, de los de cuentos de hadas y culebrones de TV, del de "vivieron perdices y comieron felices" (o algo así), no de un revolcón pasajero.

¡Bufff! Oigo rasgarse las vestiduras ya desde aquí, y en este lado temporal aún estoy tecleando el artículo. “Sí, claro, -estarás pensando- “la” única socia tiene novio (y lista de espera) y yo no me dedico a hacerle requiebros al  primero que lleve un PJ femenino, que seguro que me toca el friki de turno que te sabe decir la lista completa de los episodios de Babilon 5 en servocroáta  y que, además de hurgarse la nariz, hace catedrales góticas con los mocos”. Pues podría intentarse, que esto es solamente un juego de imaginación... Ya sé que cuando nos da por llevar PJ femeninos los interpretamos o bien como ninfómanas en celo o bien como féminas asexuadas... (una muy buena amiga mía quiso acabar con eso proponiendo a los machitos de su club una partida en la que llevaban todos ellos a Drag Queens... pero eso es otra historia). Y lo más triste es que “la” socia, la mayor parte de las veces, dice que ella no se queda atrás, y que si se trata de pegar tiros seguro que puede vaciar más cargadores que nadie... Sinceramente, probar a darle margaritas a una Rambo con sujetador queda como mínimo patético (aunque no deja de tener su lado divertido)

Quizá nosotros que presumimos de tanta imaginación y de tanta experiencia roleando e interpretando, deberíamos, a veces, relajarnos un poco, y además de dedicarnos a soltarle espadazos (imaginariamente) a todo lo que se mueva en el módulo de turno, podríamos interaccionar un poco con el grupo, y a todos los niveles, que para eso está. Y para los que temáis cambiaros de acera, pensad que desarrollar suficiente sensibilidad para intentar imaginar cómo se siente una mujer ante según que situaciones quizá os sirva cuando estéis frente a ellas. Y no me refiero a los desplegables del Play Boy, sino para pensar que vuestra chica quizá se espere de la cita un poco de romanticismo y atención, y no una carrera para ver quién se queda antes en ropa interior, o quien es capaz de hacerle cosquillas al otro con la lengua en el cogote (por la parte de dentro)

Felices partidas.

jueves, 10 de mayo de 2018

Dime con qué dado andas... Y te diré qué rolero eres.



Aceptémoslo queridos roleros que os movéis por estos mundos de friki: Si algo nos caracteriza a los roleros son los dados de formas “raras” (teniendo en cuenta que para los muggles es rara toda forma que se aleje del dado de seis caras de toda la vida). Ya sé que me diréis que hay juegos que no usan dados, que como factor de azar usan monedas o nada en absoluto... ¡como si se usan huesos de albaricoque! Los dados SON rol (aunque algún juego veterano, al parecer, ya no lo sea... un día tengo que hablar sobre eso).

Como protagonistas del factor azar, los dados son permeables a la manía y la superstición. Muchos (más de los que lo admiten) no soportan que otros toquen SUS dados. Los hay que les ponen nombre y todo. Y todo el mundo tiene su dado favorito... Lo que nos lleva al tema que nos ocupa: ¿Es posible determinar la personalidad del rolero según el dado que más le gusta? Hay quien dice que si...



Dado de 4 caras.
Eres minimalista, maniático rozando el TOC... y un poco masoquista. ¿Cómo si no te va a gustar el único dado que te puede herir si lo pisas con el pie descalzo? En el juego disfrutas con las situaciones límite, aunque le cuesten la vida al PJ. 




  
 


Dado de 6 caras.
Eres clásico y algunos dicen que hasta aburrido. Te gustan las reglas sencillas y te disgustan las innovaciones. Lo tuyo son dos o tres reglamentos de los de toda la vida. A nivel de combate sueles ser bastante táctico. Te repelen profundamente esas moderneces de juegos indie tan de moda ahora.






Dado de 8 caras.
Aunque en el fondo eres un clasicote, siempre quieres algo más. Ese punto de ambición te lleva a explorar los dungeons en plan “sólo una sala más” o a seguir peleando cuando te quedan apenas dos puntos de vida. Aunque a veces eres un peligro para tus compañeros, lo compensa las veces en que con tu valor les salvas la vida a sus PJ





 

Dado de 10 caras.
Te fastidia estar solo. Tanto que muchas veces montas movidas tú solo para estar rodeado de colegas. Cuantos más, mejor. Si no puedes rodearte de mucha gente, por lo menos estás con tu fiel pareja de toda la vida.




 


Dado de 12 caras.
Eres solitario y un tanto huraño. Te gustan los silencios y disfrutas de tu propia compañía. A menudo te sientes más mayor y más maduro que los que te rodean y los miras con cierta condescendencia.









Dado de 20 caras.
Eres un rolero vieja guardia polla vieja. Fuiste el primero y te sabes el mejor, por mucho que otros lo nieguen. Te abres camino a machetazos para que los otros se encuentren la senda ya trillada, aunque muchas veces no te lo agradecen. No te importa. El ser numero uno no te lo quita nadie.








Dado raruno.
¿Tus favoritos son los dados de 7, 30 o cien caras?
¡Tú no eres un friki, tú eres un fricazo!!!

martes, 10 de abril de 2018

Test de supervivencia en un apocalipsis zombi




Finalmente sucedió. Los muertos vivientes (o vivos atontados e infectados, que para el caso es lo mismo) invaden las calles. ¿Estás preparado para sobrevivir? ¿Y cuánto aguantarás ahí fuera? Averígualo contestando a este sencillo test:

1. ¿Qué tal estás de forma física?

A. Perfecta. Tengo grasa de más para sobrevivir semanas enteras.
B. Bueno... Se trata de correr más rápido que un zombi ¿no? A eso llego...
C. Estoy apuntado a un gimnasio y algún día hasta voy y todo.
D. Voy al gimnasio de lunes a viernes, los sábados hago escalada y los domingos corro maratones.

2. Uno de tus  seres más queridos (novio/a, hermano/a, amigo/a, lo que quieras) ha sido mordido. ¿Qué haces?

A. Le pongo una tirita y le digo que se deje de tonterías, que eso se cura solo.
B. Le curo la herida lo mejor que puedo para que no se infecte con el virus.
C. Le cuido y controlo su evolución. Si veo que el proceso es irreversible, con gran dolor de mi corazón, le mato para que no sufra.
D. Le uso de cebo para distraer a los zombis y escapar en otra dirección. Total, ya está muerto ¿no?

3. Has de fortificarte para defenderte de las hordas de zombis que quieren hincarte el diente. ¿Dónde lo haces?

A. En mi casa claro. ¡Es donde tengo todas mis cosas!
B. En un Centro Comercial. Hay comida, ropa... ¡De todo!
C. En un barco en alta mar o en una plataforma petrolífera. ¡Los zombis no saben nadar!
D. ¿Y tú sabes hacer mantenimiento de un barco o de una plataforma de esas listo? Mejor confiar en los profesionales y refugiarse, si se puede, en una base militar. Tendrás que cumplir órdenes, pero eso no es un problema, al menos para mi.

4. ¿Cuál es tu arma favorita para enfrentarte a los muertos vivientes?

A. ¡Una bomba nuclear que se los lleve a todos por delante!
B. A mí es que no me gustan los zombis radiactivos... Mejor sembrar un perímetro con bombas, y que vayan volando en pedazos cuando se acerquen...
C. Veo que a ti lo que te gusta es la lluvia de trozos de zombi contaminado sobre la ropa, la comida, el agua... ¡Un fusil de asalto con bayoneta es la mejor opción, para abatirlos de lejos y de cerca!
D. Si los dejas acercarse mejor será que te vayas... Si puedo elegir, una ballesta con mira telescópica. Silenciosa y letal. Puedes tomarte tu tiempo en apuntar a la cabeza, y la munición puede reciclarse (si la limpias con cuidado)

5. ¿Qué medio de transporte elegirías para moverte en un mundo de muertos vivientes?

A. El transporte público, por supuesto. Si es el metro, mucho mejor, que en autobús me mareo.
B. Mira, yo te dejo en la parada, que me voy en mi coche de toda la vida lo más lejos que pueda...
C. No irás muy lejos cuando las hordas de muertos te bloqueen el paso. ¡Mejor un transporte militar blindado para llevárselos a todos por delante!
D. ¡Y cuando te quedes sin gasolina te quedas a vivir dentro de él? Prefiero una bicicleta, gracias. Rápida en campo abierto y la puedo cargar encima en terreno desigual. Y además, ¡Es silenciosa!

6. El brote zombi te pilla cuando estabas de acampada en un lugar remoto, y te enteras por casualidad, al ver las noticias en el móvil...

A. Me voy a la población más cercana, a exigir a la policía que me proteja, que para algo pago mis impuestos.
B. Me quedo donde estoy hasta que se me acaba la comida. Y luego llamo con el móvil tratando de pedir una pizza, o comida china, o algo...
C. Traslado el campamento y trato de pescar y cazar... y buscar frutos comestibles. ¿El pasto se come?
D. Asalto una granja solitaria para proveerme de víveres y me voy aún más al quinto pino.

7. Finalmente eres mordido en el brazo por un zombi. ¿Qué haces?

A. Me pongo a llorar a ver si alguien se apiada de mi.
B. ¡Juer, ten un poco de dignidad! Yo entrego mis armas y mi equipo al resto de los supervivientes y me alejo de ellos. Ahora soy un peligro. Si se me escapa una lagrimica, que sea en la intimidad
C. … Pues yo cierro la boca y disimulo. Que al igual soy inmune a los bichos estos. Que hay mucho exagerado con esto... Y si me termino comiendo a mis compis... Bueno... ¡Qué se le va a hacer!
D. Le pego un tiro al cabrón ese de C... Y si me pasa a mi, me hago un torniquete primero y me arranco el brazo después. Si es necesario con los dientes.

8. Un científico algo chalado te dice que ha encontrado una cura para la infección. Te sugiere infectarte y probarla contigo. ¿Qué le dices?

A. Hay que confiar en los médicos, así que le digo que me la ponga sin dudar.
B. Antes de que me contagie, le digo que me explique bien en qué consiste la cura y si ha hecho experimentos con animales antes...
C. Le pego un tiro al zumbado ese...
D. Me parece muy interesante. Le golpeo, lo reduzco e infecto y le pongo la cura a uno de sus ayudantes (o a uno de mis compañeros), a ver si hay suerte y funciona.

9. Te encuentras con otro grupo de supervivientes. Tienen comida, agua, armas y herramientas que le harían falta a vuestro grupo.

A. Trato de comprársela con mi VISA oro.
B. Miro de negociar con ellos. Les enseño lo que tenemos, a ver si les interesa algo y podemos hacer trueques
C. Trato de robarles.
D. Los masacro a todos y me lo llevo todo... ¡Seguro que los iban a matar los zombies de todos modos!

10. El líder de tu grupo de supervivientes está perdiendo la chaveta. Se está volviendo paranoico y homicida ¿Qué vas a hacer al respecto?
A. Lo llevo aparte y le hago ver lo erróneo de la situación. No tengo miedo que me grite y saque su machete. Tengo confianza en él y no me hará daño.
B. Cuestiono públicamente su autoridad.
C. hablo del problema con otros que estén de acuerdo y cuando duerma lo reducimos. Luego ya se verá qué hacemos con él...
D. Le machaco la cara con un bate de beisbol forrado de alambre de espino. Ahora mando yo.


Mayoría de respuestas A: Hombre sobrevivir... No puede sobrevivir lo que está no muerto. La ventaja es que tampoco se muere del todo. Serás de los primeros pringados que se conviertan por el brote zombi, pero la parte más perversa de tu cerebro se lo pasará teta persiguiendo y comiéndole el cerebro a todos los que se reían de ti.

Mayoría de respuestas B: Sin duda podrás sobrevivir un tiempo, pero al final, abrumado por todo, pringarás. ¡Disfruta mientras puedas!

Mayoría de respuestas C: Eres de los que sobrevivirán largo tiempo. Quizá llegues a tener la esperanza de que serás de los pocos que sobrevivirán a esto. Pero no te engañes. En esta película eres de los que caen. En los últimos diez minutos, pero no llegas a los títulos de crédito.

Mayoría de respuestas D: Si hay algún superviviente, sin duda serás tú. Estás preparado, motivado, entrenado... Un brote zombi será motivo de felicidad para ti, pues es lo que has estado esperando toda tu vida. De hecho... De hecho das un poco de miedo en circunstancias normales...

domingo, 11 de marzo de 2018

Los roleros del zodiaco




Suponiendo que creas en estas cosas del horóscopo y tal y pascual... ¿Te has planteado alguna vez cómo influyen los astros en tu manera de jugar? Pues mira, yo sí. Justo el otro día. Así que realicé una pequeña investigación... y este es el resultado.

Acuario: (20 de enero – 19 de febrero).
Un jugador acuario puede ser el desafío de cualquier Máster, Son gente tranquila, más bien callada, que van haciendo junto al grupo, apoyando a sus compañeros y tal... y que de repente sorprenden al resto de la mesa con una acción o una idea en la que nadie había pensado.... ¡y que, jolines FUNCIONA! No dudarán en sacrificarse por la misión si es necesario, pero cuidado si tratas de trolearles. Que sean tranquilos no quiere decir que sean tontos en absoluto. De un Acuario Máster prepárate para cualquier cosa... y a menudo muy original.

Piscis: (20 de febrero – 20 de marzo).
Son gente empática y un poco sentimental, que aceptarán mecanismos de juego como las X-Cards sin dudarlo de lo respetuosos que son. Y si son ellos los que meten la pata, casi siempre tendrán la humildad de reconocerlo y pedir disculpas. Como Másters son detallistas en el atrezzo y les gusta poner “banda sonora” en sus partidas. También les gusta implicar a los jugadores “personalizando” las partidas, haciendo referencia a familia o amigos de los PJ, o a su background

Aries: (21 de marzo – 19 de abril)
Compañeros divertidos y muy impulsivos, con el jugador Aries no hay término medio: o lo amas o lo odias. Son los que te fastidian una estrategia cuidadosamente planeada con un Leroy Jenkyns de manual (para los que no entiendan el término, cargar de frente contra el enemigo fastidiando la sorpresa). Como Másters son divertidos, pero con un humor un tanto negro. Se suelen pasar un poco con el nivel de los enemigos, así que es probable que mate a sus jugadores cada dos o tres sesiones de juego. Eso sí, hay bofetadas para apuntarse a sus partidas de lo divertidas que son.

Tauro: (20 de abril – 20 de mayo).
Si Tolkien creía en esto de la Astrología, sin duda pensó en los Tauro cuando creó sus hobbits. Los jugadores Tauro son los que te llenan la mesa de chuches, tienen las hojas de sus PJ enguarradas de aceite y al acabar la sesión de juego proponen ir a comer o cenar. Eso no quiere decir que se preocupen más de picotear que de jugar. De hecho, su modo de juego tiende a ser un poco agresivo. No llega al Aries pero se le acerca. Testarudos por naturaleza, si se le smete una idea entre ceja y ceja es difícil quitársela de la cabeza... A veces es mejor modificar el módulo que decirles que no tienen la razón. Del mismo modo, detrás de las tablas, como Máster, el Tauro es un tanto peligroso: Las cosas se tienen que hacer como él cree que se deben hacer y no de otra manera, por lo que da escaso margen de error. Si el grupo decide probar otra vía la cosa puede descontrolarse... Eso sí, si eligen la “correcta” todo irá como la seda...

Géminis: (21 de mayo – 20 de junio)
Jugadores muy optimistas, entusiastas y divertidos. Buenos compañeros tanto durante como fuera de las partidas, saben hablar y sobre todo saben escuchar. Pero cuidado con que otro jugador (o el mismo máster) se meta con ellos o les haga algo que consideren injusto. Apenas le cambiará la jeta, pero lo recordará... Y preparará una larga y retorcida venganza cuando llegue el momento. Por ello como Máster el Géminis es experto en malvados con carisma, de esos que logran librarse en el último momento para volver una y otra vez convirtiéndose en la pesadilla del grupo.

Cáncer: (21 de junio - 22 de julio).
Son más bien tímidos, por lo que si son nuevos en un grupo pueden suceder dos cosas: O que permanezcan callados y parezca que se aburren o que desaten su enorme imaginación roleen el PJ hasta las últimas consecuencias (aunque eso signifique matar al resto del grupo o ser asesinado por éstos). Como Másters les gusta hacer mundos abiertos y dar libertad a sus jugadores para que los exploren. Nada le gusta más a un Máster Cáncer que ir describiendo a los Pj, barrio a barrio, una ciudad extraña, haciéndoles jugar mini aventuras a medida que la recorren. Como contrapartida, improvisan mucho.

Leo: (23 de julio – 23 de agosto).
Los jugadores Leo son competitivos. Les gusta “ganar” y tienden a ver al Máster como al Enemigo, en lugar de como a un compañero de juego más. No dudarán en convencer e incluso manipular a otros jugadores para conseguir los objetivos personales de su PJ. También tienden a monopolizar la acción, no dejando jugar a sus compañeros. No masterean mucho, y cuando lo hacen van claramente contra el grupo. Les gusta mucho más jugar a juegos de diplomacia, en los que se revelan como unos cracks.

Virgo: (24 de agosto – 22 de septiembre).
Son jugadores no demasiado habladores en las partidas, y rolean poco o nada a sus PJ. En cambio les encantan los retos. Un Virgo empieza a disfrutar de verdad la partida cuando las cosas se ponen difíciles. Y cuanto más, mejor. ¡Cuidado con abandonarlos a su suerte en sus ataques suicidas! Si no se les da una explicación convincente pueden tomárselo a mal... Y son rencorosillos. ¡Cuidado con que el Máster saque algo que no considera lógico. Puede paralizar la partida una hora discutiendo sobre el tema. Por su parte, como Másters colocarán a sus jugadores en tesituras que les gustaría jugar a ellos. Es decir: Sus partidas son absolutamente épicas... y un infierno. Todo a la vez.

Libra: (23 de septiembre – 22 de octubre).
Un Libra de pata negra se pondrá antes puntos en Elocuencia, Charlatanería o equivalente antes que en cualquier otra cosa. Para ellos hablar es siempre el primer recurso, y como suelen gastar bastante labia, pueden poner en apuros a más de un Máster al que se le acaben demasiado pronto los argumentos. Detrás de las pantallas siguen igual: sus partidas suelen girar entorno a la intriga, la deducción y la diplomacia antes que en la violencia pura y dura.

Escorpio: (23 de octubre – 21 de noviembre).
Si hay un jugador “nacido para matar, sajar y rajar” sin duda es el de este signo. Puede llegar a ser tozudo como el Tauro a la hora de conseguir sus objetivos y entusiasta y alocado como el Aries. Como Máster sus aventuras suelen ser una fila interminable de criaturas a las que masacrar... y que no se van a mantener quietas mientras los PJ lo hacen, claro. Es típico de un Escorpio el que los orcos avancen en formación militar, con las alas protegidas por arqueros, o formen una muralla de escudos en lugar de atacar desordenadamente en plan horda.

Sagitario: (22 de noviembre – 21 de diciembre).
Son jugadores muy curiosos, de los que si te descuidas te desmontan la partida porque en lugar de ir a la guarida del malo de turno se entretienen por el camino y se montan su propia sub aventura con PnJ secundarios. También es un jugador lento, en el sentido que le gusta pensarlo todo y estar preparado para todo (lo cual es imposible, claro). Para él, más importante que las características del PJ es su lista de equipo (que suele ser interminable). Como Máster es muy detallista y un poco picajoso: Si los PJ no tienen apuntada  cuerda o yesca y pedernal en su equipo no lo tienen y punto, aunque eso suponga fastidiar toda la partida.

Capricornio: (22 de diciembre – 19 de enero),
Como jugadores son solidarios con sus compañeros (a no ser que se metan con ellos). Algo tímidos, pueden permanecer callados hasta que no cogen confianza al resto de jugadores, lo que es una pena pues son muy cuidadosos con los detalles y se fijan en descripciones dichas de pasada que pueden salvar a todo el grupo y la partida.
Como Máster se curra muchísimo los módulos, buscando información extra en internet e imprimiendo tantos documentos y fotos que cada vez que monta una campaña deforesta un pedazo del Amazonas.

¿Te sientes identificado? ¿Conoces algún jugador así? ¡No te cortes y comenta!




viernes, 9 de febrero de 2018

Edén, el juego de rol del Canal Historia



Vale, sí, lo confieso... Soy un gran fan del programa “Ancient Aliens” del Canal Historia. Para el que no lo conozca, es un programa que defiende las teorías del escritor suizo Erich von Däniken, que sostiene en sus obras que los antiguos mitos sobre dioses antiguos eran en realidad visitas extraterrestres. Los que me conozcan ya supondrán cómo me parto de risa viéndoles teorizar y dar explicaciones uniendo el equivalente del chorizo con la velocidad.


Pero bueno, perversiones personales aparte, un día, hace ya un tiempo, comenté que puede que molara un juego de rol en el que los humanos se encontraran en un fuego cruzado en una guerra de dioses, (que en realidad serían extraterrestres) sin entender nada, y tomando por milagros y grandes poderes lo que sólo era pura y simple tecnología. Una mezcla de Däniken, el Mahabhárata, las novelas “Ilion” de Dan Simmons y “Señor de la Luz” de Roger Zelazny con un buen toque de una película de hace unos diez años: 10.000 AC. Y añadiendo las teorías conspiranoicas OVNIS más conocidas: Que si los Grises, que si los Reptilianos, que si los Annunakis... Me tuvo que venir a chistar Fede, de Córdoba, y decirme al oído “tío, no nos jodas, que ya se está haciendo”.

Así me enteré del trabajo que estaban llevando a cabo Gabriel Soriano (Gabi para los amigos, maese Canya para los nostálgicos) y Raúlo Cáceres (con el que tuve el placer de trabajar para las editoriales Crom y Devir, hace ya demasiados años), y desde entonces he callado cual buscona tuerce esquinas, muy ansioso de ver el resultado de su trabajo.

Y la verdad, no me desagrada en absoluto.

“Edén” está ambientado en un mundo rico en una serie de minerales muy cotizados por diferentes razas extraterrestres, que lo fueron visitando para apoderarse de estos y otros recursos. Algunas razas también lo usaron como refugio, o acudieron persiguiendo a sus enemigos. En algún momento crearon diferentes seres,  ya fuera como experimentos genéticos o como esclavos a su servicio. Entre ellos puede que hasta a los humanos. Fueran creación suya o no, les enseñaron muchos conocimientos: Arquitectura, Astronomía, Forja,.. y les permitieron usar herramientas muy avanzadas. Fue la llamada Era “del Esplendor del Hombre”.

Pero esos tiempos hace mucho que han pasado ya. Los dioses se enfrentaron en una larga guerra entre ellos. Una guerra que casi los aniquiló a todos. Y abandonaron a su suerte a las sub-razas que habían creado para servirles. Entre ellas, claro, los hombres.

El juego trascurre en los llamados “Tiempos Oscuros”. Varias culturas humanas, con un nivel cultural que varía entre el inicio del Neolítico hasta la Edad del bronce, han florecido en Edén. Adoran a los dioses. A veces, a su recuerdo. Otras, a miembros de esas razas que debilitados, han quedado convertidos en una sombra de lo que fueron. Con la amenaza perpetua de las monstruosidades que los “dioses” crearon en sus laboratorios, como experimento o para usar a su servicio, y que ahora se han liberado y vagan libres por la tierra. (Algunos, con inteligencia suficiente para organizarse y hacer planes a largo plazo). Un juego que gana mucho (a mi entender) si el narrador lo describe según la perspectiva de los personajes. Un ser con un traje espacial está enfundado en una armadura con casco. Alguien con una pistola láser tiene el poder de lanzar rayos. Una nave espacial... es un edificio que, de pronto, se pone a volar.

En resumen, un mundo peligroso, donde los PJ no van de héroes, pues muchos de los bichos son demasiado peligrosos para enfrentarse a ellos en el más puro estilo de mata monstruo y roba tesoro. Más bien para matar a UNO solo de esos bichos se va a tener que coordinar todo el grupo... Y aún así, al igual les hace falta suerte... O “Esencia”, como se llama en Edén. Una habilidad que permite modificar ciertas tiradas. Y es que en Edén no haces tiradas de Suerte... te la gestionas.

¿El sistema? Con 3 dados de 8 caras. Hay tres características:  Cuerpo, Alma y Mente. De cada una de ellas dependen una serie de habilidades. El jugador elige en qué característica su PJ tendrá un nivel Alto, en cual un nivel Medio, y en cual un nivel Bajo. Cada vez que tire los 3 dados de 8 caras el dado correspondiente a su característica (el de mayor valor, el de menor valor y el de valor medio) indicará el resultado. ¡No me digan que les parece complicado! (Y le damos algo de vidilla a esos D8 que tenemos arrinconados en la bolsa)

El juego no tiene profesiones, pero sí puntos de generación para gastar en mejora de habilidades y ventajas (y hasta se puede conseguir puntos extra con alguna desventaja) por lo que es difícil que hayan dos PJ iguales.

Hay magia, a nivel chamánico, en su mayoría explicable en términos de sugestión, superstición, y meditación gracias a las fuertes drogas que hay que tomar en los rituales.

Lo que no hay, es un sistema de combate ¡Hay dos! Uno basado en puntos de acción y otro, más sencillo, basado simplemente en acciones cortas y largas. El primero es más detallista, y algo más complicado. En el segundo, más sencillo, prima más la acción y la rapidez en la resolución de los combates.

Y hablando de combates... Cuidado que no es un juego “heroico” en el sentido estricto del término. Las armas (y lo que no son armas) hacen daño, y no hay pociones ni hechizos de curación. Como mucho, drogas para ignorar el dolor. Más que un juego de campeones legendarios, es un juego de supervivientes...

¿Qué podrían esperar si no, de un juego en el que simples mortales caminan entre los restos de un mundo de dioses? 

Lo único que falta por decir, tras leerse el libro de cabo a rabo, es rezar a estos (falsos) y debilitados dioses de Edén para que no sea un one-shot y salgan regularmente suplementos y aventuras en este nuevo mundo. Es un juego que merece tener una continuidad.

jueves, 11 de enero de 2018

Tod@s frikis... ¿Pero cuánto de cada?


Tienes, caro lector, un serio problema de comprensión (vamos, modificadores negativos en Sabiduría) si, tras un año de leer las publicaciones mensuales de este blog, no te has enterado aún que está dedicado a frikis en general y a roleros en particular. Que es esa es otra. Todos somos frikis y no hay tipos de frikis más frikis que otros... ¿Pero en qué frikada nos especializamos cada uno? O dicho de otro modo... ¿Qué porcentaje de las diferentes frikeces tenemos cada uno?

Quizá este test nos ayude a comprobarlo.
Lee las preguntas y apunta aparte la letra de la respuesta elegida. Al final se te dará la solución.

 
1. Quieres romper el hielo con ese chica (o chico) que te gusta. ¿Qué le dices a modo de presentación?
A. La gente dice que no se puede vivir sin amor… Yo me preocuparía más por el oxígeno.
B. Eres mas perfecta que Célula después de absorber a A-18
C. Ninguna gráfica podría renderizar al 100% tu perfecta figura.
D. Otros te prometerán tratarte como una princesa. Yo te invito a ser mi compañera de aventuras.
E. El amor es como Daredevil...

2. ¿Cual es para ti el regalo perfecto?
A. Un ordenador potente. Sin sistema operativo. De “rellenarlo” con cosas útiles me encargo yo.
B. Una katana japonesa original del periodo Sengoku
C. Vídeo consola Play Station última generación con televisor de pantalla panorámica y home cinema de sonido envolvente. Y una orden de alejamiento de mis padres. Pueden dejar la comida junto a la puerta.
D. La colección completa con TODOS los manuales, suplementos y aventuras de todas las ediciones de D&D publicados hasta la fecha... y una casa lo bastante grande para albergarlos a todos.
E. Que Josh Whedon me llame para decirme que van a sacar la segunda temporada de Firefly y me quiere contratar de guionista...

3. ¿Qué póster destaca en tu habitación?
A. No tengo póster, Tengo una maqueta con motor eléctrico a control remoto de 1´20 cm. Se llama Lola. Le estoy fabricando módulo de voz
B. El de Gosth in the Shelll
C. El de Mass Effect
D. El del juego Aquelarre (sin firmar por el autor, que así vale más)
E. El de la última de Star Wars

4. ¿Qué te gustaría estudiar si tuvieras tiempo y oportunidad?
A. Inteligencia artificial
B. Japonés
C. Hackeo a nivel avanzado
D. Todos los manuales de rol que tengo amontonados sin leer
E. Cinematografía

5. Vas a formar un club con tus amigos frikis. ¿Cuál será su nombre?
A. “Inteligencias Superiores Anónimas”
B. “春の桜”
C. “Dificultad Infernal”
D. “Alassia an omentielme”
E. “Ki aleta yeni!”

6. ¿De qué vas a ir disfrazado en la próxima convención de cómics?
A. De persona normal. Me quitaré las gafas.
B. De Samurai o de ninja, por supuesto...
C. De Elfo de Sangre.
D. De Bárbaro (que es un disfraz barato, sólo hace falta taparrabos, sandalias, peluca y una espada grandota de plástico).
E. De superhéroe de la última peli de Márvel.

7. ¿Cual es la mejor manera de pasar una lluviosa tarde del domingo?
A. Jugar con los colegas a piedra-papel-tijera-lagarto-spock bebiendo Cherry Coke
B. Leyendo una serie Manga. Los 86 volúmenes.
C. Llevando a veinte compañeros a la batalla en un juego MMORPG online
D. Explorando el cuarto nivel subterráneo de ese dungeon en el que lleváis tres meses atascados...
E. Tarde de sofá, mantita, chuches y NETFLIX

8. Cuando se burlan de ti por tu aficiones ¿Qué piensas?
A. “Algún día YO seré vuestro jefe, pringados”
B. "Se aprende poco con la victoria, en cambio mucho con la derrota."
C. “Envidiosos incapaces de pasar del nivel 12 en dificultad chupete...”
D. “Nunca sabréis lo que se siente al sacar un crítico y matar al Dragón cuando te quedan los cinco últimos puntos de vida y el resto de tu grupo agoniza...”
E. “Ignorantes que no entendéis las diferencias entre Next Generation y Deep Space...”

9. ¿Qué frase te define más?
A. Antes de casarte con alguien haz que utilice Internet con una conexión lenta para comprobar su verdadero carácter.
B. Cuando caen truenos pienso que pikachu esta enfadado.
C. En mi tumba pondrá “Game Over”.
D. ¿Puedo repetir la tirada? (Cuando algo te sale mal)
E. Todo gran poder conlleva una gran responsabilidad

10. Y para terminar... ¿Que lugar quieres visitar por encima de todo?
A. El área 51
B. El monte Fuji
C. Black Mesa
D. Moria
E. Poniente


El número de las letras que has contestado indica tu porcentaje en los diferentes tipos de frikismo:

A: Indica tu porcentaje de Nerd. Eres un tipo centrado en los estudios, interesado en la ciencia y en los ordenadores, con aficiones minoritarias, graves problemas de interacción social y desinterés hacia el ejercicio físico y las cuestiones de estética, en general.

B: Señala tu porcentaje como Otaku. Eres un aficionado al manga, el anime y la cultura japonesa en general.

C: Muestra tu porcentaje de Gamer: Vives prácticamente por y para los videojuegos, tanto en consola como en ordenador, tanto en línea como en solitario. Si tu porcentaje es muy alto (70% o más) entras en la categoría de los hardcore gamers (jugones) que cuando no están jugando se están bajando vídeos de youtube sobre sus juego (eso cuando no los hacen ellos directamente). Si tu porcentaje es bajo lo que eres es un “casual gamer”. Un jugador esporádico que juega a veces para divertirse, sin más.

D: Calcula tu porcentaje como rolero, ya sabes, dados lápiz, hoja de PJ, una mesa con amigos, una aventura que jugar y mil chuches y refrescos que beber durante horas de diversión...

E: Calibra tu tanto por ciento como fanboy (o fangirl) adicto/a a series de cine y televisión, ya sean de Superhéroes, de Star Trek, Star Wars, Doctor Who, Buffy Vampireslayer... Ya sé que cada subgrupo tiene su propio nombre, un día haré un test para diferenciaros, palabra...

lunes, 11 de diciembre de 2017

Friki Navidad



Se acercan las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Ya se sabe, reuniones familiares, vacaciones para los estudiantes, fiesta y jolgorio en general (a veces casi por obligación, lo que personalmente me repatea bastante, pero bueno). Acompañado en este lado del Ecuador de frío, mal tiempo y ganas de estar en casita... Todo ello puede hacer que el friki que llevamos dentro se aburra soberanamente... a no ser que ganemos la tirada de iniciativa, claro, y convirtamos nuestras aburridas navidades en unas frikinavidades como Gigax manda. 

Así que apuntate algunos consejos frki de mis entretelas: 

Pon motivos frikis en el árbol de navidad. ¿Qué hay más navideño que una estrella en lo alto del árbol? ¿Y acaso la Estrella de la Muerte de Star Wars no es, como su nombre indica, una estrella? 

Cambia algunas figuras del belén. Siguiendo la misma lógica de antes, un mago es un mago, así que siempre se pueden cambiar las tristes figuras de Melchor, Gaspar y Baltasar por otras más chulas, o en pose más molona... Y entre el batiburrillo de figuras del belén cabe de todo, hasta una horda de orcos despistados camino a Moria. 

Convence a la familia para jugar a un juego de mesa de los tuyos. ¿Qué más navideño que la familia reunida pasando la tarde jugando a un juego de mesa. Esta navidad sustituye el clásico Monopoly, Parchís o Cluedo por un Catán, un Carcassonne, un Firefly o, si ya los tienes un poco viciados, un Arkham Horror. 

Inicia a los más jóvenes al rol. Los padres te agradecerán que distraigas a sus pequeñuelos. Aprovecha para iniciarles en el rol. Elige un juego infantil (que empieza a haberlos, como Pequeños detectives de Monstruos o Magissa) o censura un poco uno de los tuyos. Si un progenitor preocupado por tu mala fama te pregunta que qué hacéis, esconde rápidamente dados y manual y dile muy serio que les estás haciendo un cuento interactivo, en el que ellos participan... Así se marcharán satisfechos sin indagar mucho más... mientras tú, perversamente, vas creando nuevos aficionados... 

Inicia a los más mayores a los juegos frikis de cartas. Aunque ha habido experimentos muy interesantes de jugar a rol con tercera edad (que, si tienen la cabeza clara, lo pillan enseguida, pues crecieron en un mundo menos audiovisual que el nuestro) lo ideal es jugar con ellos a juegos de cartas “de niños” junto con sus nietos. Las cartas es un medio en el que se sienten seguros, y su mente analítica puede convertirlos en excelentes jugadores de juegos frikis... Incluso alguno he llegado a ver, con el tiempo, en los torneos de Magic dándolo todo... 

Sigue la entrañable tradición de la peli de Navidad... pero actualízala a clásicos en color, en lugar de visionar por enésima vez el “Qué bello es vivir” de cada año... Pon “Jungla de cristal” (que, recordémoslo, transcurre en una fiesta navideña de empresa) o “Pesadilla antes de Navidad”, o incluso "Rare Exports" y ya verás como la familia te agradece el cambio, 

No te olvides de reivindicar tu fama de friki de la familia soltando coletillas y frases del estilo de desear “que la fuerza te acompañe” a la tía Eufemia cuando vaya camino del baño, que ya sabemos todos que tiene restreñimiento crónico os que vayan al lavabo; afirmando “que la navidad es poderosa hoy en esta casa”; que “no hay sólo mortifagos y buenas personas, pues todos tenemos luz y oscuridad en nuestro corazón”; que hay que allanar las diferencias por que “aunque tú seas DC y yo MARVEL existen los crossovers; o que los Reyes Magos llegaron diez días tarde a Belén porque "un mago no llega pronto ni tarde, sino siempre en el momento justo"... 

Haz concurso friki musical. Por música de series y películas emblemáticas y que la gente trate de adivinar cual es. Con tantos remakes que hacen hoy en día acertarán más de los que te imaginas... 

Aprovecha los horarios raros de entre fiestas: Al día siguiente de la comilona la gente se levanta tarde y muchas veces hace un desayuno comida. Reniega de anglicismos y niégate a llamarlo brunch: llámalo segundo desayuno hobbit. 

Aprovecha que lo friki está de moda. Para evitar los silencios incómodos en las comidas familiares (con gente que al igual sólo ves una o dos veces al año) date el gustazo de sacar el tema de una serie de las que te gustan: Juego de Tronos, Big Bang Theory... ¡Ya verás como al menos la mitad de la mesa sabe de lo que hablas y se entabla una animada (y absolutamente friki) conversación sobre las salidas de Sheldon y las maquiavélicas conspiraciones de los Lannister 

 Regala (te) rol. Quítate la espinita de que nunca lograste convencer a tus padres de que te regalaran “esos juegos tan raros” de rol. Ahora que tienes dinero (y unos años más) regalate a tí mismo todo el rol que quieras... y aconseja a tus sobrinos (que, recordémoslo, los has ido aleccionando) sobre cómo deben invertir el dinero que les dan para que se compren lo que quieran... 

Convierte el tradicional brindis en un discurso friki. A ver, que no se trata de soltar en la mesa el discurso de Aragorn en el Retorno del Rey (ya sabes, lo de "Veo en vuestros ojos el mismo miedo que encogería mi propio corazón. Pudiera llegar el día en el que valor de los hombres decayera en que olvidáramos a nuestros compañeros y se rompieran los lazos de nuestra comunidad, pero hoy no es ese día..." etc) pero lo friki viene de antiguo. Suelta (completo o en parte) el brindis de los capigorreros del siglo XVII (los estudiantes pícaros o tunos) que te reirán la gracia... Y de paso sueltas una fricada castiza, en lugar de tanta referencia anglosajona:

 ¿Estamos todos? 
Estamos. 
Y cual caballeros 
cumplimos 
y a las mujeres 
amamos 
pues entonces..
 ¡bebamos! ¡bebamos! ¡bebamos! 
¿Bebió nuestro padre Adán? 
Bebió. 
¿Bebió nuestra madre Eva? 
¡Uf! ¡Cuan borracha era! 
¡Ah! Cual líquido infernal que te crías entre matas y al hombre más cabal hiciste a gatas.
 ¡Ah! Sangre de cristo cuanto ha que no te he visto y ahora que te veo.. ¡lingotazo que te arreo!
 Por ellas , las más bellas, por las del culo ancho y el cuello estrecho. 
Por las que nos brindan sus labios desinteresadamente aunque estén llenas de telarañas, 
por ellas, ¿por las mujeres? 
No . Por las botellas. 
Si Dios borrachos nos mantiene 
Será porque nos conviene 
Hágase su voluntad 
Cuando Dios llamó a Gavino ,
 no dijo Gavino ven, 
sino ¡Venga Vino! 
Antes que no nos conocíamos 
Bebíamos 
Ahora que nos conocemos 
Bebamos hasta que no nos conozcamos 
y de culo nos caigamos. 
Ni arriba, ni abajo, ni al centro, ¡¡Arriba y para dentro!! 


¡Y pasad unas felices frikifiestas, que os lo merecéis, leñe!